“83 % de las mujeres trans en Argentina han sufrido algún tipo de violencia o discriminación”: experto de la ONU

por | 18-06-2018

El experto independiente de la ONU sobre los derechos de las personas LGBTI informó que la discriminación institucional en Argentina condena a las mujeres trans a una vida de exclusión y marginalidad.

Victor Madrigal-Borloz, experto independiente de la ONU sobre la violencia y discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, presentó hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el informe de la visita que hizo a Argentina su predecesor, Vitit Muntarbhorn. En el reporte, los expertos detallan cifras reveladoras de la situación que enfrenta la comunidad trans en el país y determinan que “los asesinatos, las agresiones, el acoso y otras vulneraciones de derechos humanos afectan en particular a las mujeres transgénero”.

Según una persona de la comunidad trans en Buenos Aires, “las mujeres trans tienen una esperanza de vida de 35 años”. Asimismo, organizaciones de la sociedad civil han denunciado 50 muertes de mujeres trans entre 2008 y 2016.

La visita, llevada a cabo entre el 1 y el 10 de marzo de 2017, fue la primera misión desde que Muntarbhorn inició su mandato en septiembre de 2016. En el informe, el experto destacó que la violencia institucional “es una de las causas fundamentales de la violencia y la discriminación relacionadas con la orientación sexual y la identidad de género”.

En este contexto, señaló particularmente a agentes de seguridad implicados en estas violaciones de derechos humanos. Para prevenir la impunidad en estos casos, el experto recomendó al Estado, entre otras cosas, mejorar la evaluación, selección, formación y supervisión del personal de las fuerzas del orden.

El experto también se refirió a la situación de “exclusión sociocultural” y “marginación política, económica y cultural” en la que se encuentran las mujeres trans debido a la discriminación multifacética que enfrentan en el entorno familiar, educativo y social. En el informe se cita una encuesta de 2012 del Instituto Nacional de Estadística y Censos sobre las personas trans, que mostró que el 83 % de los participantes “habían sido víctimas de graves actos de violencia o de discriminación policial”.

En esta misma línea, Madrigal-Borloz y su predecesor destacaron que las mujeres trans en Argentina son especialmente vulnerables puesto que “el contexto de privación socioeconómica y pobreza puede empujarlas a vivir de forma clandestina en la calle y a ocupaciones como el trabajo sexual”.

Otro aspecto destacado en el informe fue el de las condiciones deficientes de reclusión en los centros penitenciarios. Según pudo observar el experto en su visita a Argentina, a pesar de las mejoras llevadas a cabo en algunos centros de detención, como que las mujeres trans estuvieran siendo trasladadas a pabellones específicos en prisiones de mujeres, otras penitenciarías aún están lejos de cumplir con los estándares mínimos en materia de salubridad, electricidad y agua, e incluso de acceso a servicios de salud.

Después de que el experto presentara el informe ante el Consejo, Argentina tomó la palabra en tanto que Estado concernido. En su declaración, el delegado argentino recordó que el suyo fue uno de los países que impulsaron la creación del mandato del experto independiente para erradicar la violencia y discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género. En materia de derechos de las mujeres trans, destacó que existen directrices en las prisiones para “salvaguardar su integridad y se respete su identidad de género”.

Aunque en la presentación del informe Madrigal-Borloz señaló los esfuerzos visibles en Argentina en materia de derechos de las personas LGBTI, advirtió al Estado suramericano sobre los riesgos de regresión y lo urgió a que “proteja y preserve sus avances únicos en la materia”.

Este es el texto completo del informe del experto independiente sobre su visita a Argentina: