Alto Comisionado

por | Jul 19, 2016

Reportaje: Carmen Lucía Castaño

Apoyo documental: Carmen Carrasco y Edgar García

Durante 10 semanas repartidas a lo largo del año se reúne en Ginebra el Consejo de Derechos Humanos, la instancia de más alto nivel de las Naciones Unidas encargada de fortalecer la promoción y la protección de los derechos humanos alrededor del mundo.

En marzo tiene lugar la primera de sus tres sesiones anuales que es, a la vez, la más larga: por 4 semanas, diplomáticos, organizaciones no gubernamentales y funcionarios de los 193 países miembros de la ONU se dan cita con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, con el Consejo, su presidente, sus expertos independientes, sus relatores especiales y sus grupos de trabajo con el fin de discutir la situación de los derechos humanos en el mundo, abordar sus violaciones más urgentes y producir recomendaciones al respecto.

Con el mismo objetivo, la mayoría de estos actores se reúne 2 veces más durante el año para celebrar las sesiones restantes: 3 semanas en junio y 3 semanas en septiembre.

¿Qué pasa durante el Consejo de Derechos Humanos?

Solamente 47 de los Estados miembros de las Naciones Unidas ocupan una silla en el Consejo de Derechos Humanos. Ellos son elegidos en noviembre por la Asamblea General de la ONU para un período de 3 años, renovable una sola vez. Cada año, el Consejo se renueva en un tercio. Los demás Estados actúan como observadores durante las sesiones y pueden tomar la palabra, pero no tienen poder de decisión.

En cada reunión del Consejo, los Estados miembros y observadores abordan un tema predefinido por el Secretariado en el programa de trabajo previsto para cada sesión. El tiempo durante el cual pueden tomar la palabra varía en función del número de Estados inscritos para ello.

Posteriormente, las ONG que hayan pedido intervenir pueden también hacer sus declaraciones. Dado el corto tiempo del que disponen, es usual que una sola organización hable en nombre de varias. También es común que las grandes ONG, como Human Rights Watch, tomen la palabra varias veces y sobre diferentes temas durante el Consejo. Philippe Dam, su director adjunto en Ginebra, estima que la organización interviene un promedio de 10 veces por sesión.

Mientras el Consejo se reúne en la Sala XX del Palacio de las Naciones, varios encuentros tienen lugar en otras salas. Se trata de los eventos paralelos y de las reuniones informales que son planeados y convocados por las organizaciones de la sociedad civil y por los Estados. Evento_ paraleloSe calcula que casi un tercio de las personas que acuden al Palacio durante las sesiones del Consejo lo hacen exclusivamente para asistir a estas reuniones. En el año 2014 fueron organizados cerca de 600 eventos paralelos, 376 de los cuales fueron convocados por ONG.

Las reuniones informales son espacios en los que las representaciones diplomáticas se reúnen para discutir los proyectos de resolución, los cuales deben ser presentados en una fecha límite definida por la secretaría del Consejo, previo a la adopción de las resoluciones, que se aprueban por consenso o se votan, dependiendo del grado de acuerdo, los últimos 2 días de la sesión.

Desde su primera reunión en junio de 2006, la participación de los Estados y de las ONG en el Consejo de Derechos Humanos ha aumentado drásticamente año tras año: en 2009, el Consejo se reunió un promedio de 74 horas por sesión. Para 2014, esta cifra superó las 121 horas.

En ese sentido, el actual presidente del Consejo, el embajador alemán Joachim Rücker, afirmó que la apretada agenda de la sesión de marzo de 2015 “prueba que el Consejo es víctima de su propio éxito”.

Para que tenga lugar un evento de semejante magnitud es necesario el trabajo conjunto de todos los servicios de la sede ginebrina de las Naciones Unidas (UNOG). Absolutamente todos. Por ejemplo: los primeros 3 días de la sesión de marzo se lleva a cabo el Segmento de alto nivel, que consiste en la intervención, ante el Consejo, de un dignatario de cada uno de los Estados. Se trata, generalmente, de su ministro de Relaciones Exteriores.

Ramo

Frente al podio desde el que hacen sus discursos hay siempre un arreglo de flores que no se pide a domicilio a una sofisticada floristería de Ginebra especialmente para la ocasión: el ramo es preparado por uno de los jardineros del Parque La Ariana, donde está ubicado el Palacio de las Naciones, sede europea de la ONU.

¿Qué más se necesita para poner en marcha las sesiones del Consejo?
Alguien que maneje la entrada

Desde el Director general de la sede de la ONU en Ginebra hasta el escolta de un canciller invitado, toda persona que quiera ingresar al Palacio de las Naciones debe tener una acreditación expedida por el servicio correspondiente. Para la sesión del Consejo celebrada en marzo de 2015 fueron acreditadas 3244 personas. Entre ellas, 168 eran periodistas, cuya acreditación es aprobada por el Servicio de Información, tras comprobar que el corresponsal labore para un medio de comunicación formalmente inscrito en su país de procedencia y que sea un periodista en activo.

Un lugar donde reunirse

Las reuniones del Consejo tienen lugar en la Sala XX del Palacio de las Naciones, denominada “Sala de los derechos humanos y la alianza de las civilizaciones”.

El espacio, remodelado en 2008 por una donación de España, es conocido por su cúpula decorada con estalactitas de colores, una obra del artista español Miquel Barceló.

La Sala XX cuenta con 754 sillas.

Alguien que coordine

La división de gestión de conferencias de la UNOG está encargada de planear las reuniones, brindar todo el apoyo logístico necesario para su puesta en marcha y trabajar durante su transcurso para garantizar su buen desarrollo.

Conference_service

Durante el Consejo, en la Sala XX están presentes 7 asistentes de conferencia quienes se ocupan de manejar todo aspecto logístico requerido por los participantes en el Consejo para hacer su trabajo, y garantizar la producción y distribución de los documentos necesarios, como las copias de las intervenciones de los Estados. Un trabajo arduo teniendo en cuenta una estimación que indica que en cada sesión del Consejo se produce cerca de medio millón de fotocopias.

Otros 3 asistentes de conferencia se ocupan de la gestión de los eventos paralelos.
Además de los intérpretes que aseguran la traducción simultánea, y que hacen parte también de la división, para que las sesiones transcurran con normalidad se necesitan 3 técnicos y 6 personas para producir la transmisión en vivo por Internet. Están presentes también los 2 oficiales de prensa del Consejo.

El principal responsable de los derechos humanos en las Naciones Unidas

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) presenta su informe anual ante el Consejo en la sesión de marzo y hace actualizaciones orales en las reuniones de junio y septiembre.

ACNUDH

En 2014, la Asamblea General aprobó la nominación del diplomático jordano y experto en justicia internacional Zeid Ra’ad Al Hussein como Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Su perfil en la página web de su Oficina resalta que él es, a la vez, el primer asiático, el primer musulmán y el primer árabe en ocupar su puesto.

Debido a que en las Naciones Unidas no está permitido usar los títulos reales de su personal, no se menciona que también es el primer príncipe: Zeid es, en efecto, miembro de la familia real de Jordania.

Algo de qué hablar

Uno de los mecanismos con los que cuenta el Consejo para hacer frente a las violaciones de los derechos humanos es el establecimiento de los procedimientos especiales. Para ponerlos en marcha, los Estados miembros definen un mandato que posteriormente le es encomendado a un experto independiente en derechos humanos, o a un grupo de expertos, que deben producir un reporte y formular recomendaciones con el fin de detener la situación que dio lugar a su designación y contribuir con ello a prevenir futuras violaciones.

Los resultados de ese trabajo son presentados en sesiones posteriores del Consejo y discutidos por Estados miembros y observadores como parte de su agenda. Al final de la sesión de marzo de 2015, el Consejo contaba con 55 procedimientos especiales, 41 de los cuales se ocupan de temáticas como el derecho a la educación, a la alimentación o a la libertad de expresión. Los 14 restantes estudian la situación específica de ciertos países como Palestina, Siria o Haití.

Alguien que modere

Las reuniones del Consejo están programadas entre las 9:00 am y las 6:00 pm, sin interrupción, en 3 bloques de igual número de horas. Sin embargo, el horario del Presidente no coincide con la agenda del CDH.

Presidente_CDH

Joaquim Rücker nos lo explicó así: “Durante los días del Consejo me levanto a las 6:00 am y trato de leer todas mis notas para preparar la sesión del día durante el desayuno. Usualmente termino tarde por los eventos nocturnos como las recepciones, los eventos paralelos, las cenas de trabajo… Entonces mis días acaban sobre las 11:00 pm”.

Aunque la conducción de las sesiones se reparte entre el presidente y el vicepresidente, Rücker nos señaló que él encabeza dos tercios de las reuniones del Consejo.

Alguien que traduzca

En las Naciones Unidas hay 6 lenguas oficiales: inglés, francés, español, árabe, chino y ruso. Las intervenciones de los Estados pueden hacerse indistintamente en cualquiera de estos idiomas. Para que todos los asistentes puedan comprender los discursos de los oradores existe el servicio de interpretación simultánea. Durante el Consejo, son necesarios dos intérpretes por lengua, es decir 12, para cada bloque de 3 horas.

Alguien que filme

El servicio de radio y televisión se ocupa de hacer las fotografías, filmar y transmitir las reuniones más importantes que tienen lugar en el Palacio de las Naciones. Durante el segmento de alto nivel del Consejo, el servicio utiliza dos cámaras de video en el centro de la Sala XX para filmar las intervenciones de los dignatarios y autoriza una tercera de un camarógrafo del país que interviene.

ONUTV

Para llevar a cabo la transmisión en vivo por internet de las sesiones del Consejo, el servicio debe contratar a 3 personas extra quienes tienen la tarea de editar por segmentos las intervenciones de los Estados con el fin de que quienes estén interesados en ver una específica, puedan hacerlo fácilmente.

Durante el Consejo de marzo de 2015 se tomaron 427 fotografías.

Algo que mostrar

El resultado del Consejo de Derechos Humanos son las resoluciones, es decir, sus declaraciones formales que buscan hacer frente a situaciones de vulneración de los derechos humanos. Para que una resolución sea adoptada es necesario que la mayoría de los 47 Estados miembros del Consejo vote a favor.

Resolucion_CDH

Su contenido se negocia al detalle durante las reuniones informales que llevan a cabo los Estados que las promueven con aquellos que pretenden apoyarlas. Estas reuniones tienen lugar, como los eventos paralelos, al mismo tiempo que el Consejo. En las 3 sesiones de 2014, el Consejo adoptó 107 resoluciones, mientras que en su primer año de existencia solamente llegó a adoptar 41.

El lunes 14 de septiembre empezará en Ginebra la 30.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos.

Panorama lo invita a seguir su cubrimiento especial que comprenderá el informe del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias, el reporte del Relator Especial sobre Verdad, Justicia y Reparación y las discusiones del panel sobre el impacto del problema de la droga sobre los derechos humanos. Así mismo, le llevaremos las conclusiones del debate sobre derechos de los campesinos que tendrá lugar el 22 de septiembre y toda otra información relevante para los países latinoamericanos.

Lo invitamos a descargar la aplicaciónGeneva Human Rights Agenda“, que contiene en detalle toda la información sobre el día, el lugar, la hora y los documentos de las actividades del Consejo de Derechos Humanos, incluyendo los eventos paralelos y las reuniones informales.

GHRA

Además de la agenda del Consejo, en la aplicación se encuentran todos los eventos asociados con los órganos de supervisión de tratados (comités de derechos humanos), el Examen Periódico Universal (EPU), y actividades de derechos humanos que tienen lugar en Ginebra. La aplicación es totalmente gratuita y es un servicio de la Red Internacional de Derechos Humanos.