Por: Edgar García

 

Ginebra, 11 de mayo.- Estados Unidos fue examinado hoy en el marco del Examen Periódico Universal (EPU), mecanismo creado por el Consejo de los Derechos Humanos encargado de supervisar la situación de los derechos humanos en los 193 países miembros de las Naciones Unidas. Durante su comparecencia, el país norteamericano fue criticado respecto de la discriminación en la educación, el alojamiento y la salud de la que son víctimas los afroestadounidenses, latinoamericanos, pueblos indígenas, así como de comunidades religiosas o personas de diferente orientación sexual o identidad de genero.

Discriminación y brutalidad policial

Bélgica, China y Cuba, entre otros, recomendaron al país norteamericano implementar medidas para reforzar el marco legislativo a nivel federal y de los estados, así como la implementación de un plan de acción nacional con el fin erradicar la discriminación y los crímenes de odio religioso o racial. Además, Francia, Brasil, Argentina, Cuba y otros países pidieron sancionar a los responsables de casos de brutalidad policial “que constituyen hechos fehacientes del incremento del racismo y la discriminación racial”, según la delegación cubana.

“Las defunciones trágicas de Freddie Gray en Baltimore, Michael Brown en Missouri, Eric Garner en Nueva York, Tamir Rice en Ohio y Walter Scott en Carolina del Sur, reactivaron un debate nacional sobre la administración imparcial de la justicia: estos acontecimientos son un desafío para que hagamos más y con más determinación para obtener progresos “, afirmó James Cadogan, asesor del Departamento de Justicia, miembro de la delegación del gobierno que se presentó al EPU.

De igual manera indicó que durante los últimos seis años más de 400 agentes de las fuerzas policiales han sido enjuiciados y se han iniciado más de 20 investigaciones sobre prácticas discriminatorias.

Derecho a la privacidad

Brasil, Suiza, Rusia, China y Alemania alentaron a Estados Unidos a que asegure que todas las políticas de vigilancia o interceptación de datos digitales de individuos cumplan con el derecho a la privacidad y otras obligaciones internacionales de derechos humanos. Hay que recordar que Alemania y Brasil, entre otros, han sido afectados por los hechos de espionaje perpetrados por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense. Por su parte Costa Rica y Venezuela pidieron que “cese el espionaje de comunicaciones y datos privados de personas en el mundo”.

Pena de muerte

Numerosos países, entre ellos Países Bajos, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Paraguay, Francia, Rusia, España, Suecia, Alemania y Bolivia, mostraron su preocupación por la aplicación de la pena de muerte en algunos estados del país norteamericano y le recomendaron establecer una moratoria en la aplicación de la pena de muerte con miras a la abolición definitiva en aquellos estados donde aún se practica.

Por su parte España recomendó que mientras “se siga aplicando la pena de muerte, ésta no se aplique a personas con discapacidad intelectual”. Además otro grupo de países (Rusia, España, Reino Unido, Bosnia, Venezuela, Francia, Islandia y Maldivas) recomendó cerrar el campo de detención de Guantánamo.

Ratificación de instrumentos internacionales de derechos humanos

Otro punto de recomendación a Estados Unidos consistió en establecer una Institución nacional de derechos humanos independiente y “conforme a los Principios de París”. De igual manera, recomendaron ratificar Instrumentos internacionales de derechos humanos, tales como la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la mujer (CEDAW), la Convención para la Protección de los Trabajadores Migratorios y sus Familiares, así como ratificar el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Con respecto a esta última recomendación, la delegación estadounidense, encabezada por Keith Harper, declaró que Estados Unidos no ratificará este instrumentos internacional.