Estados pidieron a Venezuela cooperar con el sistema de derechos humanos de la ONU

por | 01-11-2016

Venezuela acudió a su cita en el Examen Periódico Universal de la ONU. Colaboración con el sistema de derechos humanos, libertad de expresión e independencia judicial, los temas más recurrentes.

Durante la segunda participación de Venezuela en el Examen Periódico Universal, que tuvo lugar este 1 de noviembre en Ginebra, 103 Estados le formularon recomendaciones para contribuir al mejoramiento de su situación en materia de derechos humanos. Muchos de los oradores coincidieron en pedirle cooperar con los expertos mandatados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, uno de cuyos 47 miembros es, precisamente, Venezuela.

Fuel el caso, entre otros, de España, Finlandia, Japón y Portugal, que le recomendaron, además, extender una invitación permanente a estos expertos independientes conocidos técnicamente como procedimientos especiales, quienes se encargan, por solicitud del Consejo de Derechos Humanos, de monitorear la situación de derechos específicos alrededor del mundo.

Con una invitación permanente, como la que fue recomendada, estos expertos tienen el acuerdo del Estado para visitar el territorio en el momento que lo soliciten con el fin de llevar a cabo sus indagaciones en el terreno, lo que incluye entrevistas con actores concernidos, autoridades, organizaciones de la sociedad civil y víctimas de abusos.

Los Estados de América Latina que tomaron la palabra durante el EPU de Venezuela fueron Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Algunos Estados latinoamericanos que ya extendieron ese tipo de invitación a los procedimientos, y que exhortaron a Venezuela a hacer lo mismo, fueron Chile, Guatemala, Perú y Uruguay. Este último también instó a Venezuela a reconsiderar su denuncia de la Convención Interamericana de Derechos Humanos, petición a la que se unió Brasil.

Además de la falta de cooperación con el sistema, a la que ya había hecho referencia el Alto Comisionado para los Derechos Humanos en su último discurso ante el Consejo de Derechos Humanos, otros asuntos ocuparon la atención de los Estados latinoamericanos.

Por ejemplo, Guatemala recomendó a Venezuela asegurarse de que ninguna persona haya sido privada de la libertad por ejercer sus derechos a la libertad de expresión o de asociación.

En un sentido similar se pronunciaron Chile, Costa Rica y México, que también recomendó al Estado garantizar la independencia del Poder Judicial y el acceso al debido proceso. A esta recomendación se unió Colombia, que solicitó proteger a los migrantes y refugiados colombianos que han sido afectados por el cierre de la frontera común de los dos Estados.

Argentina, por su parte, pidió a Venezuela investigar las violaciones por uso excesivo de la fuerza para prevenir prácticas como las ejecuciones sumarias.

Además de recomendar la liberación de los opositores presos, Brasil y Estados Unidos manifestaron que el referendo revocatorio del presidente Nicolás Maduro, pospuesto por decisión del Consejo Nacional Electoral, es un derecho constitucional de los venezolanos y llamaron a las autoridades nacionales “a llevarlo a cabo sin demora”.

Canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez. Ginebra, 2016

Canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez. Ginebra, 2016

En rueda de prensa al final de la sesión, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien actuó como jefa de la delegación, aseguró que su país “no reconoce al Gobierno de facto de Brasil”. Con respecto a la posición de Estados Unidos, cuyo embajador ni siquiera saludó a Venezuela al tomar la palabra durante el examen, la diplomática indicó que el Estado norteamericano es el mayor violador de derechos humanos en el mundo. “Siempre le pido a Estados Unidos que se lave la boca antes de pronunciar el nombre de Venezuela”, concluyó.

Venezuela hará pública este jueves 3 de noviembre su decisión de acoger, rechazar o llevarse a estudio las recomendaciones formuladas por los países que participaron en su segunda comparecencia ante el EPU, mecanismo del Consejo de Derechos Humanos que busca evaluar la situación de los 193 Estados miembros de la ONU.