Estados recomendaron a Ecuador garantizar la independencia del Poder Judicial

por | 01-05-2017

Durante su tercera comparecencia ante el Examen Periódico Universal, el estado ecuatoriano recibió recomendaciones, principalmente, en materia de independencia judicial y libertad de expresión.

En el marco de su tercer Examen Periódico Universal (EPU), Ecuador se sometió hoy al escrutinio de los otros Estados miembros de la ONU, que analizaron su situación en materia de derechos humanos. Según las preguntas y recomendaciones que le fueron formuladas por los 85 países que tomaron la palabra, los grandes temas que preocupan a la comunidad internacional con respecto a Ecuador son la independencia del Poder Judicial y la libertad de expresión.

Estados de todos los grupos regionales abordaron el tema de la independencia de los jueces, tanto en su elección como en el ejercicio de sus labores. Así, países como Canadá, Corea, Perú, Botsuana o Israel recomendaron a Ecuador tomar las medidas necesarias para garantizar la separación de los poderes.

Otros países, como Holanda, manifestaron su preocupación por el uso de la figura amplia del error inexcusable, contemplada en el artículo 109 del Código Orgánico de la Función Judicial, y en virtud de la cual se permite la destitución de los jueces. Alemania, por su parte, recomendó directamente la eliminación del inciso que introduce la figura.

Algunos Estados de la Unión Europea, como Francia y Grecia, recomendaron al Estado velar también por el respeto de la libertad de expresión. A este punto de vista se sumaron Bélgica, República Checa, Estonia, Suiza y Estados Unidos. Los Estados latinoamericanos que adhirieron a las recomendaciones en este sentido fueron Brasil, Costa Rica, México, Paraguay y Perú.

Diversas organizaciones de la sociedad civil habían aportado sus informes en los que llamaban la atención de la comunidad internacional con respecto a ciertas violaciones que presuntamente estaban teniendo lugar en Ecuador. Acerca de la destitución judicial por error inexcusable, la Fundación Ciudadanía y Desarrollo aseguró que es una práctica que “vulnera el principio de independencia externa de la función judicial”, por lo que recomendó delimitarla para hacerla compatible con los estándares internacionales.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos recordó en su informe, presentado también como insumo para el EPU, que el Comité de Derechos Humanos y el Comité contra la Tortura habían recomendado a Ecuador “incrementar sus esfuerzos con miras a asegurar la plena independencia e imparcialidad de la judicatura”.

Así mismo, el jefe de la rama de derechos humanos de Naciones Unidas acotó que el equipo de la ONU en Ecuador había recomendado una visita del relator especial sobre la independencia de jueces y abogados con el fin de facilitar “un diálogo amplio y participativo sobre los desafíos en la administración de justicia”.

¿Qué dijo Ecuador?

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, quien presidió la delegación nacional, compuesta por 19 personas, dijo en su discurso de apertura del Examen que, desde su EPU de 2012, Ecuador aumentó en 50 % el número de jueces por cada 100 000 habitantes y creó una Escuela de la Función Judicial “encargada de formar a jueces en materia de derechos humanos; siempre precautelando la independencia de la función judicial”.

En otro sentido, el canciller afirmó que en Ecuador existe plena libertad de expresión y que “a menudo se olvida que los medios de comunicación también pueden transgredir los derechos humanos”.

Adicionalmente, Long destacó los avances de Ecuador en materia de reducción de la pobreza: “entre 2009 y 2016, el índice de pobreza multidimensional se redujo en un tercio, pasando de 27.2 % a 16.9 %, como resultado de la garantía de acceso a empleo, educación, seguridad social, agua y vivienda digna”. De la misma manera, destacó que el coeficiente de Gini, que mide la distribución de la riqueza, se redujo en 8 puntos.

Así mismo, el jefe de la diplomacia ecuatoriana aseguró que “la igualdad de género es una política de Estado” y destacó la participación de las mujeres en la Asamblea Nacional, en donde ocupan, según sus datos, el 43 % de las curules. En otro sentido, Long destacó el liderazgo de Ecuador en la negociación de un tratado vinculante sobre empresas y derechos humanos. Finalmente, reiteró el compromiso del Estado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Al finalizar la sesión, el canciller señaló que los Estados no deberían recomendar cumplir con determinadas disposiciones “que ellos mismos no respetan ni de lejos”.

Este miércoles 3 de mayo Ecuador hará pública su decisión de acoger, rechazar o llevarse a estudio las recomendaciones formuladas por los países que participaron en su comparecencia ante el EPU, mecanismo del Consejo de Derechos Humanos en el que los 193 Estados miembros de la ONU analizan recíprocamente su situación en materia de derechos humanos y se formulan recomendaciones con el fin de garantizar su ejercicio y disfrute.