“Erradicar la explotación sexual infantil debe ser una prioridad en República Dominicana”: ONU

por | 06-03-2018

Maud de Boer-Buquicchio, relatora especial de la ONU sobre la venta y la explotación sexual de niños, presentó hoy al Consejo de Derechos Humanos el reporte de su visita a República Dominicana.

La relatora especial de la ONU sobre la venta y la explotación sexual de niños, Maud de Boer-Buquicchio, presentó hoy ante el Consejo de Derechos Humanos el reporte de su visita a República Dominicana y señaló que, dada la magnitud de estos fenómenos en el Estado, “la erradicación de la explotación sexual infantil debe ser una prioridad de la agenda política”.

“El matrimonio infantil, la explotación sexual infantil en el turismo, el tráfico, la trata y la explotación infantil a través de la frontera con Haití, la violencia y abuso sexual en la familia, el abuso, la discriminación y la explotación de la niñez en situación de calle, y la explotación laboral infantil en el trabajo doméstico y la agricultura son algunas de las formas que reflejan la amplitud del problema”, consignó la experta en el reporte de 19 páginas en el que indicó los hallazgos de su visita a República Dominicana, que tuvo lugar en mayo de 2017.

Con el fin de cumplir con su obligación de proteger a los niños de la explotación sexual, la experta holandesa urgió al Estado a adoptar una estrategia integral “que incluya la prevención como eje fundamental para abordar las causas profundas y factores de riesgo como la discriminación sexual y la desigualdad de género, la impunidad, la corrupción y tolerancia social, la discriminación racial, y la vulnerabilidad de las familias”.

Como parte de esta estrategia que recomienda la experta de la ONU, el Estado debe “recolectar y analizar datos desglosados sobre las diferentes formas de venta y explotación sexual y laboral de niños y niñas”, dotar de recursos y personal suficientes a las entidades encargadas de su puesta en marcha y garantizar la participación de los menores en el diseño e implementación de los planes y políticas que puedan afectarlos.

De igual forma, la relatora urgió al Estado a desarrollar estrategias de reintegración de niños, niñas y adolescentes víctimas de trabajo infantil en el sistema educativo, ahondar en el proceso de desinstitucionalización de menores y alentar la puesta en marcha de medidas alternativas de protección basadas en el apoyo a las familias vulnerables. Así mismo, abogó por vigilar de manera más eficiente la labor de las agencias de adopción, especialmente en el caso de las adopciones internacionales.

En otro sentido, la experta recomendó en su reporte “establecer programas de atención, recuperación y reintegración de víctimas de venta, explotación y abuso sexual infantil, basados en los derechos y con perspectiva de género” y “adoptar y priorizar una estrategia integral y efectiva de investigación de estructuras criminales que se dedican a la explotación sexual infantil en connivencia con autoridades locales”.

Al mismo tiempo, De Boer-Buquicchio llamó al Estado a fomentar la cooperación internacional en materia de investigación y persecución penal “que facilite el ejercicio de la jurisdicción extraterritorial respecto a estos delitos, especialmente en el turismo y la industria de viajes”. De manera específica, la relatora instó a “reforzar las investigaciones en la frontera con Haití para desmantelar estructuras criminales de tráfico, trata y explotación sexual infantil, en particular de niños y niñas haitianos en el país, e identificar y proporcionar asistencia integral a las víctimas”.

Finalmente, la experta pidió a República Dominicana combatir la impunidad a través de la creación de campañas de sensibilización y de mecanismos de denuncia, garantizar el derecho a la educación y la salud, incluyendo la sexual y reproductiva, y luchar contra la explotación sexual infantil en el turismo y en Internet.

Al tomar la palabra, República Dominicana pidió a la experta tener en cuenta los esfuerzos del Estado por combatir los flagelos indicados en su reporte y destacó que el hecho de haber recibido su visita oficial indica la voluntad del Gobierno de trabajar en este sentido. Además, la delegación nacional rechazó enfáticamente la existencia de casos de apatridia y aseguró que los niños haitianos nacidos en su territorio son considerados como dominicanos en virtud del artículo 11 de la Constitución.

En este enlace está disponible el reporte completo de la relatora Maud de Boer-Buquicchio.