Liderazgo de Ecuador en materia de empresas y DD. HH. contrasta con acciones internas: ONU

por | 12-09-2018

Experto de la ONU felicitó a Ecuador por su liderazgo en la negociación de un tratado sobre empresas y derechos humanos, pero le reprochó el incumplimiento de este principio con su propia población indígena.

Alfred de Zayas, experto independiente de la ONU sobre un orden internacional democrático y equitativo, reconoció los esfuerzos emprendidos por Ecuador para impulsar la aprobación de un tratado internacional jurídicamente vinculante que obligue a las empresas transnacionales a respetar los derechos humanos.

A pesar de este liderazgo, señaló el experto en el informe relativo a su visita al Estado, en Ecuador no está siendo observado el derecho al consentimiento libre, previo e informado.

Dicho documento fue presentado este lunes al Consejo de Derechos Humanos de la ONU por Livingstone Sewanyana, sucesor de De Zayas.

“Se han concedido contratos a inversionistas extranjeros sin consultar a las comunidades afectadas y se ha expulsado de sus hogares a un gran número de personas. La policía ha detenido a personas indígenas que defendían sus tierras, y los tribunales han acusado a personas indígenas por resistirse a ser desalojadas”, asevera el experto en el informe.

Desalojo de indígenas en Ecuador

En julio de 2017, unos 200 indígenas de la comunidad nankints fueron desalojados de sus tierras por parte de personal armado para la construcción de un campamento minero para el proyecto Panantza-San Carlos, en la provincia de Morona Santiago, cuya concesión por parte del Estado a la empresa china Explorcobres S.A. ya había generado tensiones.

En enero de este año, Ecuador prohibió por medio de una consulta popular la minería metálica en áreas protegidas y centros urbanos.

De acuerdo con él, esta preocupación también había sido expresada por el Comité de Derechos Humanos de la ONU tras examinar al país suramericano en 2016.

Negociación de un tratado sobre empresas y derechos humanos

En 2014, el Consejo estableció el grupo intergubernamental sobre empresas y derechos humanos, con la misión de elaborar un instrumento vinculante destinado a proteger los derechos humanos en el contexto de las actividades empresariales y a garantizar sanción para los responsables y reparación para las víctimas de posibles abusos.

Ecuador fue uno de los Estados patrocinadores de la resolución, junto con Sudáfrica, y asumió desde 2015 la presidencia del grupo, que se reunirá por cuarta vez del 15 al 19 de octubre en Ginebra para discutir el primer borrador del tratado.

En este contexto, el experto instó a Ecuador a seguir “defendiendo la soberanía de los Estados contra los abusos cometidos por inversionistas y empresas transnacionales”.

Después de la intervención de Sewanyana ante el Consejo, la delegación de Ecuador tomó la palabra y agradeció el reconocimiento de sus esfuerzos, antes de añadir que reconoce y garantiza en su Constitución el derecho a la consulta libre, previa e informada. Además, informó que en los próximos meses visitarían el país la relatora especial sobre pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, y el relator especial sobre libertad de opinión, David Kaye.