“México es uno de los países más peligrosos del mundo para los defensores”: relator especial de la ONU

por | 01-03-2018

El relator especial sobre los defensores de los derechos humanos mostró su preocupación por la situación de estas personas en México y pidió al Estado tolerancia cero hacia la violencia.

Michel Forst, relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores de derechos humanos, presentó hoy en Ginebra un reporte con los hallazgos de su visita a México, realizada del 16 al 24 de enero de 2017. El experto señaló que “registros oficiales y no oficiales de los defensores asesinados y atacados muestran que México se ha convertido en uno de los países más peligrosos para los defensores del mundo”.

Durante su alocución ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que celebra actualmente su 37.ª sesión, Forst afirmó que en México existe una constante intimidación, hostigamiento y estigmatización por parte del agentes estatales y no estatales hacia los defensores de los derechos humanos debido a su labor.

Asimismo, precisó que México es particularmente hostil para las mujeres defensoras de derechos humanos y periodistas en Centroamérica y recalcó que hace tan solo unos días la periodista Pamela Montenegro fue asesinada en Acapulco y la líder indígena Guadalupe Campanur fue asesinada en Michoacán.

El relator de la ONU detalló que los activistas que corren más peligro en el país son los “defensores que promueven los derechos económicos, sociales y culturales, que son los más criminalizados; los defensores de la tierra y del medio ambiente; familias y víctimas de los desaparecidos; los denunciantes, que no están protegidos por el marco legal vigente; los defensores que trabajan en los derechos de los migrantes, que en particular los que son blanco de la delincuencia organizada y los traficantes, y los defensores de los derechos LGBTI”.

De igual manera, dijo que “la situación de los indígenas defensores de los derechos humanos también es extremadamente preocupante y está marcada por su experiencia de hostigamiento, detención arbitraria, tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias”.

Aunque felicitó al Estado por sus esfuerzos para hacer frente a los innumerables ataques en contra de los defensores de los derechos humanos y por ser uno de los “principales países del mundo que ha creado un mecanismo nacional de protección para apoyar a los defensores de los derechos humanos en riesgo”, el experto recalcó que “una herramienta no puede proporcionar todas las soluciones”, por lo que instó a desarrollar medidas preventivas y a tomar medidas urgentes para proteger la vida de los activistas.

Al tomar la palabra como representante del Estado concernido, la embajadora mexicana, Socorro Flores Liera, expresó que México ha fortalecido el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas y que está comprometido a combatir la impunidad y todos los casos de violencia en contra de los defensores de derechos humanos.

Los defensores de los derechos de las personas en movimiento

Además del reporte de su visita a México, el relator presentó al Consejo su informe anual sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, en el cual “subraya la importancia de incorporar el tema de los defensores de los derechos humanos, y reconocer su importante papel y necesidad de protección, en las discusiones actuales sobre políticas nacionales y mundiales sobre personas en movimiento”.  

El experto indicó que es crucial que “los Estados, así como las organizaciones y organismos de la ONU, incluido el Consejo de Derechos Humanos y los procedimientos especiales, reconozcan el importante papel de los defensores de las personas en movimiento y actúen para permitirles promover y proteger los derechos humanos independientemente de su estatus migratorio o ciudadanía”.

Forst también recordó en su discurso a los defensores que han sido asesinados y expresó que sus muertes se hubieran evitado “si los Estados hubiesen respetado su compromiso de proteger a quienes defienden nuestros derechos, nuestra democracia y nuestra convivencia”.

Al finalizar su intervención, el relator destacó que hará una visita oficial a Honduras en mayo, e instó a los Estados a hacer un compromiso colectivo y unir fuerzas para que 2018, que marca el 70.° aniversario de la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, sea el año de los defensores.