Por: Diego de León Sagot

 

Ginebra, 15 de noviembre.– Es una consigna que siempre utilizan, afirma Eusebio Costa, representante de la Plataforma Renacer de jóvenes venezolanos en el exterior, a las afueras del Palacio de las Naciones, sede de la ONU en Ginebra. Pocos minutos antes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se había dirigido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en una reunión especial convocada “por cortesía”, como explicó el embajador alemán Joachim Rücker, quien preside el órgano de derechos humanos, previo a darle la palabra al mandatario.

Un pequeño grupo de venezolanos, o simpatizantes de ellos, se aglomeró en la Plaza de las Naciones en rechazo a la visita de Maduro. Entre ellos estaba Eusebio Costa, quien en fecha reciente decidió irse de Venezuela, por “persecución” en su contra como represalia por su participación en movimientos y manifestaciones de disidencia contra el gobierno venezolano.

De acuerdo con el ahora exiliado líder estudiantil, a raíz de la serie de manifestaciones de febrero de 2014, alrededor de “3500 jóvenes fueron apresados, muchos de ellos siguen con medidas cautelares y en la actualidad se cuentan 75 presos políticos”. Él mismo asegura haberse salvado del encarcelamiento por casualidad, ya que se no se encontraba en el sitio cuando sus compañeros fueron embestidos por las fuerzas de seguridad.

 

Discurso político versus realidad

En declaraciones a Panorama, Costa afirmó que “en Venezuela existe una dictadura que se disfraza de democracia… estamos atrapados en un país donde no se respetan las garantías fundamentales y no hay estado de derecho, donde los poderes públicos responden nada más al gobierno”.

"En Venezuela existe una dictadura que se disfraza de democracia", Eusebio Costa

“En Venezuela existe una dictadura que se disfraza de democracia”, Eusebio Costa

“Es imposible que se hable de derechos humanos en Venezuela cuando tienes a presos políticos por estar en una protesta… Es imposible tener democracia cuando los medios de comunicación están censurados, el internet bloqueado y no puedes decir lo que piensas porque te persigue el SEBIN”, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

De acuerdo con Costa, hay personas que están privadas de libertad hasta por tuitear, tal como ocurrió con @inesitaterrible, una mujer “que tuiteó desde su casa y está presa por eso”, afirma en un tono que causa estupefacción.

“El gobierno maneja la ley a su antojo, porque controla la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia y todo el poder judicial”, aseveró. Estas voces de crítica no sólo vienen de actores disidentes. El propio Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Al Hussein, en un mensaje transmitido en vídeo previo al discurso de Maduro, mostró su preocupación por la falta de independencia judicial.

Según Zeid, “un buen número de órganos de derechos humanos de la ONU, incluidos el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria y el Comité de Derechos Humanos, así como mi propia Oficina, han expresado serias precupaciones sobre la independencia del poder judicial en Venezuela, la imparcialidad de los jueces y fiscales y las presiones que enfrentan cuando se trata de casos políticamente sensibles.

“Los casos de la Jueza María Lourdes Afiuni y Leopoldo López son ilustraciones evidentes de estos problemas. El Comité de Derechos Humanos recientemente también expresó su preocupación, que yo comparto, sobre la intimidación, amenazas y ataques a periodistas, defensores de derechos humanos y abogados”, Zeid Al Hussein

Estas frases contrastan con las palabras de Maduro dentro de la Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones, donde habitualmente se reúne el Consejo de Derechos Humanos. En su discurso, el presidente, con la Constitución en la mano, explicó que un tercio del texto constitucional está dedicado a la protección de los derechos de todos los sectores de la sociedad venezolana con miras a la construcción de un estado social, centrado en el ser humano.

“Es un cinismo venir con la cara bien lavada a la ONU y decir que tu país respeta la Constitución y los derechos humanos”, contesta Costa cuando se le inquiere sobre el sentimiento en Venezuela por la intervención de Maduro ante el principal órgano de derechos humanos en el mundo. Según el líder estudiantil, la población “ya no cree en Nicolás Maduro, porque tienen que hacer colas para adquirir alimentos, para obtener medicina… se mueren los familiares porque no tienen acceso a medicamentos”.

“Las personas que creyeron en Hugo Chávez, ya no creen en Maduro”, aseguró Costa. Según él, el gobierno del fallecido comandante instaló un discurso de odio en la sociedad, convirtiéndola en una lucha entre ricos y pobres; “dividieron el país a su beneficio, porque obviamente había mucha pobreza en Venezuela”. Pero ese sentimiento ha cambiado, sobre todo “en este año en el que la crisis económica se ha acentuado, y la inflación y la pobreza son de las más altas del mundo”.

Eusebio Costa en entrevista con Panorama

Eusebio Costa en entrevista con Panorama

“El gobierno utiliza la polarización y el miedo para atacar a los que piensan distinto en Venezuela”, asegura el líder estudiantil; “los que sean de oposición, van a ser perseguidos, van a ser encarcelados, ese es el mensaje”, explica quien, según su propio conteo, ha sido aludido hasta quince veces, de manera directa y hostil, en el programa “Con el mazo dando”, conducido por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

“Hay que vivirlo, hay que palparlo y hay que sentirlo”, dice Costa. Si todo estuviera bien, cuestiona, “¿por qué no permiten que vengan relatores de la ONU? En 15 años el gobierno no ha accedido a una visita de un relator; ¿por qué no aceptan que a las elecciones venga la OEA a hacer observación electoral? No lo permiten porque saben que en Venezuela hay una crisis y ellos no quieren hacerla ver”.

Ese es el escenario que describe el joven dirigente, quien participó activamente en las protestas, y que, en sus palabras, ya cumplió con su rol como líder estudiantil y ahora es un exiliado más. “Fue la decisión que tomé… nosotros como jóvenes tenemos un límite y tampoco podemos morirnos y ser mártires cuando podemos ser más adelante algo productivo para nuestro país”.

 

A pocos días de elecciones parlamentarias

El 6 de diciembre próximo, Venezuela afrontará un proceso electoral a través del cual se renovarán todos los escaños de la Asamblea Nacional para un periodo de cinco años. Algunas voces críticas se levantaron para indicar que el presidente Maduro utilizó su alocución ante el Consejo de Derechos Humanos como vitrina de cara a este nuevo reto electoral, en el que se medirá el grado de satisfacción de las políticas del gobierno.

Para Costa, “la sociedad se está organizando, están viendo una esperanza en el 6 de diciembre”. Según el líder estudiantil “el 80% de la población rechaza a Maduro… Ya estamos tan cansados de los fraudes electorales que estamos preparados para ellos. La gente está motivada para defender unas elecciones parlamentarias que pueden significar un cambio, un principio de cambio en Venezuela”.

 

Lea además…

“No se dejen usar”: Maduro al Consejo de Derechos Humanos