Por: Gabriela Sotomayor

 

Ginebra 4 de diciembre.- Expertos de las Naciones Unidas exhortaron hoy al Gobierno de Venezuela a garantizar la seguridad de todos los ciudadanos en el marco de las elecciones legislativas de este domingo, e instaron a remover urgentemente cualquier obstáculo a la participación pública pacífica.

“Restituir plenamente el espacio para la libertad de expresión, reunión y asociación, así como asegurar la rendición de cuentas de los responsables por los incidentes de violencia, serán clave para aliviar las tensiones políticas en Venezuela”, afirmaron en una declaración conjunta los Relatores Especiales sobre libertad de expresión, David Kaye, y de asociación, Maina Kiai.

Asimismo, garantizar unas elecciones en un clima de libertad y respeto serán fundamentales para “asegurar la gobernabilidad democrática del país”, dijeron.

“Las autoridades deben garantizar la seguridad personal de todos aquéllos que aspiren a intercambiar ideas y opiniones en los días previos al proceso electoral”, agrega la declaración, señalando el reciente asesinato del político de oposición Luis Manuel Díaz, durante un acto de campaña electoral en el estado Guárico.

Además, “se ha informado de otros atentados en distintos eventos pacíficos de naturaleza política y electoral, a tan solo días de las votaciones del 6 de diciembre”, apuntaron los expertos.

“El asesinato de Luis Manuel Díaz es una señal muy preocupante del deterioro del ambiente para la participación política en Venezuela”, advirtieron los expertos.

“Un proceso electoral pacífico requiere, como mínimo, que el Gobierno garantice la seguridad de todos – en particular durante actos políticos – independientemente de cuáles sean sus opiniones políticas”.

Los expertos de la ONU también mencionaron que estos atentados solo muestran “la punta del iceberg” y “reflejan de forma emblemática la gravedad de los retos sistemáticos a la participación política en Venezuela”.

“Una amplia gama de restricciones a los derechos a la libertad de expresión, reunión y asociación han sido impuestas durante los últimos años en Venezuela”, dijo Kaye, quien agregó que esto “ha limitado el espacio para el debate libre y abierto, necesario en cualquier proceso electoral”.

El Relator Especial Kiai destacó la necesidad de asegurar el derecho de toda persona a reunirse pacíficamente y a manifestar de forma pública sus opiniones antes y después de las elecciones: “La democracia requiere un compromiso constante de crear un ambiente en el que las personas puedan expresar opiniones políticas, organizarse con fines políticos y reunirse pacíficamente sin miedo a sufrir represalias”.

Por otra parte, los expertos señalaron la detención arbitraria de dirigentes de la oposición, como Leopoldo López y Antonio Ledezma, enfatizando que el debate democrático no puede ser abierto cuando los políticos son detenidos arbitrariamente.

El Relator Especial sobre la libertad de expresión también denotó que las restricciones a los medios de comunicación han creado obstáculos adicionales al debate público: “Juicios civiles y penales en contra de medios y periodistas independientes tienen un claro efecto intimidatorio. Las iniciativas para sancionar la difusión de información sobre ciertos temas y las amenazas de revocar licencias de transmisión son incompatibles con los estándares internacionales”, subrayó Kaye.

El viernes pasado, tras el asesinato de Díaz, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Ra’ad Al Hussein, llamó a las autoridades venezolanas a garantizar la adecuada protección de los opositores políticos.

Zeid urgió la protección a defensores de derechos humanos y otras personas que enfrentan amenazas en relación con el trabajo que desempeñan, de cara a las elecciones parlamentarias que se celebrarán en Venezuela el próximo 6 de diciembre.

“No está claro si ella [Lilian Tintori, quien se encontraba con Díaz en el momento del atentado] también era un objetivo, pero presuntamente ha sido objeto de otros ataques y amenazas”, subrayó Zeid en un mensaje a la prensa.

Además, recordó que la aprehensión de Leopoldo López, esposo de Tintori y líder opositor quien recibió una pena de prisión de casi 14 años, fue declarada arbitraria por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria en agosto de 2014.

Como le recordé al presidente Maduro durante su reciente visita al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, un Estado soberano debe defender y proteger a las personas que critican y cuestionan las políticas y prácticas del Estado”, dijo Zeid.

“La democracia sufre mucho cuando el ambiente preelectoral se deteriora por la violencia, las amenazas y la intimidación”, valoró el Alto Comisionado.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, que ha revisado recientemente el cumplimiento por parte de Venezuela del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, expresó preocupación por las intimidaciones, amenazas y ataques contra periodistas, defensores de derechos humanos y abogados.

“Insto a las autoridades a garantizar que la investigación del asesinato de Luis Díaz sea independiente e imparcial, y que lleve ante la justicia no solo a quienes lo perpetraron, sino también a los autores intelectuales de este asesinato”.”Todas las partes deben abstenerse de la violencia y de la retórica violenta en el periodo previo a las elecciones”, llamó Zeid.