Por: Equipo de redacción

 

Ginebra, 19 de enero.– Mañana miércoles 20 de enero, Paraguay comparecerá en Ginebra por segunda ocasión ante el Examen Periódico Universal (EPU), mecanismo del Consejo de Derechos Humanos en el que los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas se evalúan recíprocamente. Establecido en 2006 por la ONU, el examen permite a los Estados recibir recomendaciones formuladas por sus pares con miras a mejorar su situación en materia de derechos humanos.

Paraguay deberá explicar en esta oportunidad las medidas que adoptó para implementar las recomendaciones que aceptó en su primera comparecencia, en febrero de 2011. En ese entonces, se comprometió, entre otras cuestiones, a avanzar en la protección integral de la niñez, adoptar legislación para combatir toda forma de discriminación, continuar aplicando planes para la reducción de la pobreza, garantizar de forma efectiva los derechos de las personas con discapacidad y redoblar esfuerzos para luchar contra la trata de personas.

En este EPU, además de dar cuenta del grado de cumplimiento de sus compromisos emanados del primer examen, los Estados podrán cuestionar a Paraguay sobre problemáticas vigentes de derechos humanos, tales como la situación de exclusión de los pueblos indígenas, el riesgo que enfrentan los defensores de derechos humanos en el ejercicio de su actividad, y en particular la grave situación de violencia y precariedad que afecta los periodistas en el país.

De acuerdo con información provista por el Sindicato de Periodistas del Paraguay y la plataforma mundial sobre libertad de expresión IFEX, “uno de los mayores retos del Estado paraguayo es darle atención y seguimiento a la lista de 17 casos de periodistas asesinados que permanecen en la impunidad” desde 1991 hasta la fecha. El asesinato más reciente es el de Gerardo Servian, que trabajaba como locutor de la radio Ciudad Nueva – Pedro Juan Caballero, ocurrido en marzo de 2015.

Además de la violencia e impunidad que rodea la actividad periodística en el país suramericano, ambas entidades concuerdan en un informe remitido al mecanismo del Examen Periódico Universal que la libertad de expresión sufre limitaciones graves a causa de fenómenos como la precariedad de las condiciones de trabajo de los periodistas, la fragilidad de las radios comunitarias y la penetración de la criminalidad organizada en las instituciones del Estado.

Países como Alemania y Eslovenia enviaron por adelantado las preguntas que formularán a Paraguay mañana miércoles, en las que incluyeron sus inquietudes por esta situación. “¿Qué pasos y medidas está emprendiendo el Gobierno para proteger a los defensores de derechos humanos, periodistas y trabajadores de la prensa y para garantizar la libertad de expresión?”, pregunta Eslovenia.

Por su parte, Alemania inquirirá a Paraguay sobre “¿cuáles son los planes del Gobierno para asegurar la eficiente protección de defensores de derechos humanos, incluyendo a periodistas, algunos de los cuales enfrentan amenazas continuas, hostigamiento y hasta asesinatos?”.

 

 

Además del informe oficial presentado por el país, los Estados toman como insumos para preparar sus preguntas y recomendaciones dos informes producidos por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH): uno que resume las decisiones y comunicaciones que sobre Paraguay han emitido otros mecanismos y órganos de derechos humanos de la ONU, y otro que presenta de forma sintética la información aportada por organizaciones de la sociedad civil e instituciones nacionales de derechos humanos.

Además de Paraguay, durante la vigesimocuarta sesión del EPU que tiene lugar entre el 18 y el 29 de enero en Ginebra, serán examinados Namibia, Níger, Mozambique, Estonia, Bélgica, Dinamarca, Palaos, Somalia, Seychelles, Islas Salomón, Letonia, Sierra Leona y Singapur.

Siga nuestra cobertura en directo del EPU de Paraguay, desde la sede de la ONU en Ginebra, a través de nuestra cuenta de twitter: @panoramaDH