ONG reaccionaron ante la negativa de Colombia a permitir a la ONU investigar desapariciones

por | 06-10-2016

ONG colombianas rechazaron que el Estado se niegue a otorgar competencia al Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas para investigar casos individuales no esclarecidos en instancias penales nacionales.

Organizaciones de la sociedad civil, presentes en Ginebra para el examen de Colombia ante el Comité contra las Desapariciones Forzadas, reaccionaron frente a la negativa del Estado a permitir que esta instancia de la ONU investigue los casos individuales no esclarecidos por las autoridades penales nacionales, una solicitud formulada por varios de los diez expertos independientes que integran el Comité, según lo reveló la Agencia France Presse (AFP).

“Es inaceptable que la delegación del Estado colombiano no haya mostrado ninguna voluntad política para permitir a las víctimas presentar casos individuales, cuando nuestra esperanza es que se abran caminos para saber dónde están nuestros seres queridos”, declaró una vocera de la Fundación Nydia Erika Bautista, una ONG colombiana que asistió al examen.

“El Gobierno persiste en no aceptar la competencia del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU para recibir y examinar casos, aseverando que se tiene un sistema garantista para la protección de los derechos, argumento que pierde su peso al conocerse el nivel de impunidad de los casos de desaparición forzada, que alcanza el 99 %”, indicó por su parte Manon Yard, coordinadora de incidencia de las Brigadas Internacionales de Paz.

Ana María Rodríguez, representante de la Comisión Colombiana de Juristas, manifestó que las desapariciones forzadas siguen cometiéndose en el país. “Que la respuesta estatal produzca tan precarios resultados frente a ellas es una razón más para insistir en que el acuerdo de paz se concrete ya y se ponga en práctica. Queremos poder dejar de preocuparnos por el conflicto armado y dedicar tiempo y recursos a buscar a las personas desaparecidas”, declaró Rodríguez.


“Es necesario un tratamiento humano y atención inmediata en el momento en que la víctima haga la denuncia en casos de desaparición forzada. La no refrendación del acuerdo de paz nos limita la posibilidad de conocer cuántos jóvenes pueden estar desaparecidos forzadamente en el departamento del Cauca y cuántos han sido reclutados por la guerrilla”, concluyó Walter Quiñones, miembro de la Organización para el Desarrollo Urbano y Campesino, ORDEUCA.

Sobre el triunfo del no en el plebiscito, la embajadora colombiana en Ginebra, Beatriz Londoño Soto, quien presidió la delegación nacional ante el Comité, aseguró que el presidente, Juan Manuel Santos, “no se rendirá en la búsqueda de la paz” y que se mantendrán los efectos de la negociación que ha logrado “reducir las afectaciones a los derechos de la población civil y disfrutar hoy de un ambiente sin confrontaciones en algunas de las zonas históricamente más afectadas por el conflicto”.

El Comité contra las Desapariciones Forzadas es el órgano de la ONU que vela por el cumplimiento de las disposiciones de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, ratificada por Colombia el 11 de julio de 2012.

Como parte de las obligaciones que contrajo al ratificarla, el Estado presentó ante el Comité su primer informe sobre los adelantos que hace para aplicar la Convención. Citando datos de la Fiscalía General de la Nación, la delegación colombiana informó que existen 74 381 casos de desapariciones, con 82 505 víctimas individuales, e indicó que hay 10 518 procesos penales en el transcurso de los cuales han sido imputados 789 agentes del Estado.