Por: Lorena Cañas

 

Durante este lunes 29 y martes 30 de junio los representantes del gobierno del Presidente Nicolás Maduro comparecerán ante el Comité de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, para revisar el cumplimiento en Venezuela del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

El país latinoamericano será examinado por el órgano internacional. Venezuela tendrá que argumentar las respuestas a las preguntas anticipadas hechas por los 18 expertos del Comité relativas al cuarto informe periódico efectuado a este gobierno hace 4 años, de igual manera deberá dar respuestas concretas a nuevas inquietudes que surjan durante la sesión.

La no discriminación, los derechos de las minorías y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, se presentan como temas que serán evaluados. El derecho a la vida, la violencia contra la mujer, la prohibición de la tortura y de los tratos crueles, inhumanos y degradantes y lucha contra la impunidad serán abordados también en la sesión. 

Temas de preocupación del Comité

El Comité de Derechos Humanos exige a Venezuela que informe sobre las medidas adoptadas para la efectiva implementación de la Ley especial para prevenir y sancionar la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, así como de los mecanismos de prevención que ella contempla. Los expertos solicitan al gobierno venezolano que proporcione datos estadísticos sobre el número de denuncias recibidas por casos de tortura y malos tratos infligidos presuntamente por policías o personal penitenciario.

De igual forma el Comité pide a Venezuela que explique las medidas adoptadas para prevenir el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes del orden, particularmente con ocasión de las protestas sociales, e indique el papel de los efectivos militares en el mantenimiento del orden público.

En el documento remitido por los expertos con preguntas que deberán ser respondidas, se le solicita adicionalmente a Venezuela que comunique sobre las acciones desarrolladas para asegurar la investigación del presunto uso excesivo de la fuerza, incluidas las armas de fuego, los perdigones y los gases lacrimógenos en el control de las manifestaciones, así como los presuntos ataques a civiles en zonas residenciales y presuntos actos de tortura y maltrato a manifestantes detenidos entre febrero y junio de 2014.

Sala de sesiones del Comité de Derechos Humanos, en el Palacio Wilson

Sala de sesiones del Comité de Derechos Humanos, en el Palacio Wilson

Los expertos también exigen que se presenten los avances realizados para prevenir y combatir el elevado índice de homicidios, secuestros y desapariciones y que el Gobierno venezolano proporcione datos oficiales actualizados sobre el número de casos identificados.

La eliminación de la esclavitud, la servidumbre y los trabajos forzados serán abordados en esta sesión. El Comité exige a Venezuela tomar medidas para mejorar la identificación, la protección y la asistencia integral, incluida la asistencia jurídica a las víctimas de tratas de personas.

Asimismo, los 18 expertos que integran el Comité de Derechos Humanos, solicitan a Venezuela que dé respuesta sobre otros aspectos tales como el derecho a la libertad y seguridad personal y el derecho de las personas privadas de libertad.

Igualmente piden al estado venezolano que proporcione información sobre las acciones desarrolladas para investigar y resarcir a los afectados de las presuntas violaciones del debido proceso durante las detenciones ocurridas en abril de 2013 en el estado Lara y en diversos estados del país en el período comprendido entre febrero y junio de 2014.

Palacio Wilson, sede de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, lugar donde sesionará el Comité de Derechos Humanos.  UN Photo/Jean-Marc Ferre

Palacio Wilson, sede de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, lugar donde sesionará el Comité de Derechos Humanos.
UN Photo/Jean-Marc Ferre

También se abordará a fondo la interrogante del Comité sobre las medidas de control que ha adoptado el estado venezolano frente al hacinamiento en las cárceles y los retenes policiales; del mismo modo, las políticas y planes para combatir actos de corrupción institucional, la tortura de reclusos y el comportamiento negligente de los funcionarios de custodia y de militares en los distintos regímenes penitenciarios frente a actos de violencia entre reclusos en los centros carcelarios.

Por otra parte, los expertos exigirán que se dé respuestas sobre la implementación de los juicios justos, así como de las acciones adoptadas para salvaguardar la independencia de los jueces a fin de evitar injerencias indebidas en la administración de justicia.

La libertad de pensamiento, conciencia y religión, y la libertad de opinión y de expresión, serán abordados también por el órgano internacional de derechos humanos durante el examen a Venezuela. Asimismo se evaluarán con profundidad las respuestas otorgadas por el estado sobre las medidas para la protección de los niños, niñas y adolescentes, así como de los derechos de las minorías.

Obligación de los Estados frente a mecanismos de control internacional

En ejercicio de la responsabilidad internacional, los estados que se han adherido a convenciones de derechos humanos, como el Pacto internacional de derechos civiles y políticos, asumen la obligación de respetar y cumplir con las disposiciones contenidas en tales instrumentos; asimismo, deben someterse a control por parte de los órganos que supervisan el cumplimiento de dichos marcos normativos.

El Comité examinará la situación de Venezuela y aportará sus recomendaciones al Estado en forma de “observaciones finales”. Los 18 expertos independientes harán públicas sus conclusiones al cierre de la sesión el próximo 24 de julio.

Además de Venezuela serán examinados en este 114 periodo de sesiones del Comité de Derechos Humanos, Reino Unido, Macedonia, España, Canadá, Uzbekistán y Francia.