Alemania expresó en la ONU su preocupación por la situación de los periodistas en México

por | 09-06-2017

En el marco de la 35.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, Alemania mostró su preocupación por las amenazas a la libertad de expresión que enfrentan los periodistas en México. ONG nacionales denunciaron el deterioro de la situación para la sociedad civil.

Durante el diálogo interactivo con el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, el Gobierno de Alemania expresó su preocupación por las amenazas contra la libertad de expresión y asesinatos de periodistas en México. El representante de la misión de Alemania hizo mención de este flagelo solo días antes de la visita a México de la canciller Angela Merkel.

“Estamos preocupados por las amenazas constantes contra la libertad de expresión”, afirmó ante el pleno del Consejo de Derechos Humanos el representante de la misión de Alemania, Frank Jaraech.

“Periodistas y blogueros son intimidados, acosados, sometidos a una censura manifiesta, son amenazados de ser enjuiciados por cargos vagos, de ser detenidos o (ser víctimas) de violencia física (como en) Turquía, Bangladesh y Azerbaiyán, por nombrar algunos”, dijo Jaraech en una breve pero contundente declaración.

“Y, en algunos casos, son asesinados. Como en México”, enfatizó el funcionario, quien hizo alusión al crimen organizado.

“Llamamos a todos los Estados a respetar y proteger de manera efectiva la libertad de expresión y el derecho a la vida”, instó el diplomático alemán, en una de las raras ocasiones en que Alemania se refiere directamente a la situación en México en el seno del Consejo, cuando no se trata de un informe puntual sobre el país o durante el Examen Periódico Universal, en el que los miembros extienden recomendaciones u observaciones al Estado que es examinado.

Más tarde, durante la presentación del informe de Annalisa Ciampi, la relatora especial de ONU sobre el derecho de reunión pacífica y de asociación, un colectivo de ONG mexicanas expresó su preocupación por el cierre del espacio para la sociedad civil y la prensa libre e independiente en México.

“Pese a la retórica creciente de ciertos Estados en el fortalecimiento y apertura de espacios para la sociedad civil organizada, cada vez enfrentamos más el cierre de los mismos y nuestra participación, en vez de ser más sustantiva y efectiva, se está convirtiendo en un simple requisito”, dijo el representante de la Comisión Mexicana para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), Ulises Quero.

“En países como México, las organizaciones de la sociedad civil con voces críticas cada vez estamos más expuestas a la difamación y estigmatización que directa e indirectamente merma nuestros derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación’”, refirió.

“Cuando señalamos actos de tortura se nos acusa de ser ‘defensores de delincuentes’; cuando exigimos reparaciones integrales a las instituciones del Estado para las víctimas de violaciones a derechos humanos se nos señala de ‘mercenarios de derechos humanos’, o cuando evidenciamos los abusos y violaciones a derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas del país, se nos llama ‘antipatriotas’”, sostuvo el activista.

“Durante este año, los defensores de los derechos humanos y periodistas que buscan la verdad desmantelando las redes de corrupción y vinculación entre las instituciones del Estado y el crimen organizado han visto afectado su derecho a reunirse pacíficamente y a asociarse con libertad. Tan solo en mayo de este año, dos periodistas y una defensora que investigaban esos vínculos sufrieron atentados contra su vida”, denunció Quero.

El defensor de los derechos humanos recordó también el caso de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, quien participaba en la búsqueda de personas desaparecidas desde la desaparición de su hija y fue asesinada el 10 de mayo en su domicilio en el estado de Tamaulipas. El pasado 15 de mayo, anotó, el periodista Javier Valdez Cárdenas fue ejecutado en Sinaloa y Jonathan Rodríguez Córdova resultó muerto en Jalisco en un atentando contra su madre, la periodista Sonia Córdova.

“Estos lamentables hechos deben urgir al Gobierno mexicano a garantizar los derechos a la reunión pacífica y la asociación, garantizando la seguridad e integridad de quienes buscan a sus familiares desaparecidos e informan a la sociedad” añadió el representante de la CMDPDH.

“Señor vicepresidente (del Consejo), señora relatora: solicitamos su intervención para instar al Gobierno de la República a establecer el Consejo Asesor contra la Impunidad, recomendado por el alto comisionado”, llamó el mexicano, y pidió que este cuerpo sea integrado por expertos nacionales e internacionales “para que recomiende estrategias para revertir la tasa de impunidad prevaleciente en México y de esta forma garantizar los derechos humanos, incluyendo la libertad de reunión pacífica y de asociación”.